Thursday, 14 April 2011

la maldición del ateo

queridos y queridas, no sé si creo en dios.
sí, ya sé que suena un poco duro, que estamos casi en la semana santa y que iré directa al infierno. sin escalas. pero a mi es que me cuesta creer. yo ya lo siento. hay cosas que no me cuadran del todo. son yo y mis dudas existenciales lo sé. pérdida paulatina de la fe, denominémoslo pues. haber, habrá algo supongo...llámalo x, llámalo z. pero dios, pues no sé. a mi me cuesta.
(buf, vaya jardín en el que me estoy metiendo. el del edén seguro que no).
el caso es que si no sabes si crees y tienes un problema o quieres algo mucho, ¿qué haces? no rezas (obvio) porque, ¿a quién le estás rezando? ni sabes, ni contestas, ni lo tienes pero que nada claro.
así que ya de cirios, vírgenes y velitas ni hablamos, ¿no?
pues no, pero tú pedir pides. por supuesto. eres humana: alguna virtud y la mar de defectos te avalan. así que a pedir por esa boca como todo hijo de vecino.
de un tiempo a esta parte "rezamos" por un rodaje. lo necesitamos como agua de mayo. queremos, necesitamos, anhelamos mandar, organizar y estructurar. si nos pagan sería ya lo más de lo más. ¿sencillo no?
pues no.
porque para estas cosas hay que tener un público específico, diría que cuasi fanático. y seamos sinceros, dios es como el twitter..."tú me sigues, yo te sigo" pero ojo, al contrario también..."tú no me sigues a mi, que te siga peter petrelly".
lo mires por dónde lo mires, la hemos cagado.
así que cuando pides "por favor, por favor, estoy hasta el pototillo de ser camarera. no quiero, no puedo, me niego. y como alguien más me pida un canapé le meto la bandeja por la garganta", ¿quién te está escuchando? ni dios. literalmente.
bueno, miento. alguien te escucha sí. pero o es sordo o es un grandísimo hijo de satanás. porque el rodaje no te sale, no. sin embargo lo que sí te ofrecen es ascender a assistant manager.
con dos cojones y a dos manos.
así que sí mandas, sí organizas y sí estructuras. mandas a camareros y camareras, organizas la decoración de los floripondios en las bandejas y estructuras la disposición de la barra del bar.
eso sí, con traje de chaqueta, que mandar con el mandil puesto ya sería de penitente de semana santa sevillana. esto ya no sería irónico, no. lo siguiente.

soy brendan fraser en al diablo con el diablo (que vaya ñorda de peli, por cierto).
deputamadre...

2 comments:

PaSCuaLiN said...

Ánimo tía Paula, las cosas muchas veces no son como son, sino como tú las quieras ver. No te digo que todo llegará y toda esa patraña porque sé que estás hasta al "pototillo" de esperar, pero bueno, ya sabes que en esta vida todo va por rachas y cuando estés un poco mejor de ánimo y en Londres haga un calor guapete y puedas hacer un botellón de loa buenos en el parque verás las cosas de otra manera.. Y sino, paciencia, que "todo llegará" :-P

la tía pau said...

jijiji merci, nachete,you are a crack! ;)