Friday, 24 October 2008

enamorada...de un vampiro

queridos y queridas, os advierto que este post va a ser demasiado personal y un poco raro. yo siempre he sido rarita, lo sé. ya os imagino a todos asintiendo con la cabeza al leer esta última afirmación. cría cuervos...
"bueno, y quién es normal, no?", algunos os preguntaréis. sí, pero es que lo mío pasa de claroscuro...
me explico. todo tiene su por qué. todo tiene una razón...
hace poco mi hermana julia (que sin saberlo va a acabar con mi salud mental) me comenta y me insiste que me tengo que leer unos libros que son adictivos. eso, porque no tengo ya de por sí suficientes adicciones en mi vida...el caso, que después de ponerse muy pesadita, una acaba por ceder y le entra la curiosidad.
es mi perdición y ella lo sabe, la muy canalla...
en menos de una semana me leo los cuatro libros de la saga y me obsesiono total y absolutamente con la peli que va a salir en breve. me refiero a la saga de "twilight"...que recomiendo os leáis, of course. cuenta la historia de una chica cualquiera, en un pueblo cualquiera, que se enamora de un vampiro (tan perfectito que a veces te dan arcadas) y, oh cielos!, su amor es correspondido.
y pensareis, "por qué paula nos cuenta este hecho tan bochornoso de su vida?" pues porque esta anécdota es sólo la punta del iceberg, el "macguffin", la excusa para contar algo más importante...por qué soy como soy. esto se pone serio...
cuando me entran estas apoplegías mentales no puedo parar de preguntarme el por qué. por qué me obsesiono de esta manera? por qué acabo siendo peor que mi hermana de dieciocho años (ella encantada, claro)? por qué no me comporto como una adulta que es, al fin y al cabo, lo que soy? y he encontrado la respuesta, la explicación a la rareza: escapismo de la realidad. así de simple.
no es casualidad que sea hija única por parte de madre. no es casualidad que tuviese que jugar sola a los "juegos reunidos jeyper" (otro hecho bochornoso en mi vida, lo sé). no es casualidad que con cuatro años fuera capaz de pasarme tres horas en el baño inventándome historias y fantasías que yo misma creía eran verdad y acabase con los dedillos como pasas california. no es casualidad que lea libros como churros. no es casualidad que me obsesione el cine...
la vida a veces me parece monótona, normal, y diría que hasta vulgar...ya, ya sé que lo que digo es una barbaridad. pero no lo puedo explicar de otra forma. en un rodaje conozco personajes imposibles (asesinos, piratas, mariachis, etc), viajo a lugares irreales y salto en el tiempo para luego volver...escapismo, vaya. no quiero crecer...sé que tengo que hacerme mayor y es inevitable, lo acepto. pero no quiero crecer. es difícil de explicar sin parecer una loca a punto de entrar en un manicomio...pero mi obsesión viene de mi necesidad, y esa necesidad no es otra que la imaginación. imaginar que puedes ser quién quieras y cuándo quieras. que no hay límites, y que si los hay sólo te los pones tú. ser capaz de olvidar, por un momento, quién eres en realidad para transformarte en el otro y jugar. poder vivir en un mundo perfecto donde las cosas no duelen. colgarte los problemas del día a día a la espalda como si fueran una capa invisible y volar para poder ser lo que no eres a veces: honesta, buena, humilde, generosa, valiente, desenfadada...olvidar que la vida es dura, muy injusta y demasiado real. es el "click" que oyes cuando quieres huir. es el instinto que desarrollas a lo largo de los años para no ver lo que tienes en frente y no te gusta. para no escuchar lo que te dicen y te hace daño. no es maduro, lo sé, es escapismo.
el problema no es ir, el problema a veces es conseguir volver. así de sencillo. así de complicado. así de infantil. así de freudiano. así de personal. así de raro...
soy peter pan, wendy y campanilla pasados por la licuadora y envasados en un frasco al vacío...

2 comments:

Juliette said...

ai! que identificada me he sentido por dios... yo, la desencadenante de tus vicios (los mas sanos claro) he decidido que si quieres me quedo contigo en la isla de nunajamás, con harry potter, edward y compañia (jacob tb vendria porque si no te sentirias sola en mi boda con ed jajajajaja)
tu no quieres crecer, y sin embrargo a mi me dejabas leer libros como un mundo feliz con 15 años xq qerias verme crecer x dentro... una paradoja nuestra historia, pero como tu has dicho, quien es normal en este mundo? =D
ilofeyu

Anonymous said...

Lo confieso, yo también me enganché hasta la muerte!!! De hecho, todavía ahora, meses después de haber leído el último, siguen estando en mi cabeza!! Eso sí, yo soy superfan de Jacob!!! Paloma